Tag: Jägermeister

29
Abr

Music Films

Un Music Film es una película musical, pero no solo se refiere a los musicales americanos de los años 30 a los 60. El concepto Music Film va más allá de este género y alude a trabajos audiovisuales en los que la MÚSICA es la principal protagonista. Rockumentales, videoclips, conciertos en directo, after-movies de festivales y eventos, películas de ficción sobre la trayectoria de un grupo (real o imaginario), publicidad musical y un larguísimo etcétera.

Este concepto tan amplio es el que inspira a Kill the TV. Contar historias de músicos, de conciertos, de camerinos, de borracheras, de garitos infames, de carretera, de amistad, de festivales, de arrebatos, de noches mágicas, de arte, de vanidad, de duende, de soberbia, de genios.

Construimos estructuras narrativas de actos tan aparentemente intrascendentes para la mayoría como un concierto en directo. Hace 50 años ya lo hizo el director D.A Pennebaker con su maravillosa “Jimi Plays Monterey”, una actuación de Jimi Hendrix en Canadá (quién no recuerda aquella guitarra ardiendo?).

El cine, en formato largometraje y a través de distintos géneros, nos ha dado multitud de ejemplos de Music Films: The Rocky Horror Picture Show, High Fidelity, Saturday Night Fever, The Blues Brothers, A Hard Day’s Night, This is Spinal Tap, Purple Rain, The Commitmens, Quadrophenia, 24 Hour Party People, Searching for Sugarman, Sid & Nancy, The Devil and Daniel Johnston o Cabaret.

Hemos vivido en primera persona la eclosión del videoclip como herramienta de marketing de la industria musical. La aparición de MTV, a principios de los 80, un canal de televisión que emitía 24h de videoclips, supuso un relanzamiento de este formato audiovisual. Muchos de estos trabajos trascendieron la finalidad comercial y se conviertieron en obra artística (el ejemplo perfecto es el “Thriller” de Michael Jackson, visto por más de 400 millones de personas, aunque en la era digital el “Gangnam Style” de PSY va por 2.600 millones de visitas).

Algunos ejemplos de referencias nuestras podrían ser desde directores clásicos ya como Michel Gondry, Spike Jonze, Chris Cuningham o Anton Gorbijn, pasando por Romain Gavras o Jonas Akerlund y nuevas miradas como las de AG Rojas, Megaforce, Daniels, Clarise Canteloube (maravilloso plano secuencia para “La Superbe” de Benjamin Biolay), Nabil, Daniel Wolfe y en nuestro país, Canadá o Titán Pozo.

Pero también la publicidad nos ofrece posibilidades musicales. Infinidad de marcas que apuestan por patrocinios en el mundo de la música y no solo enfocados al anuncio clásico sino al branded content, en donde a la estrategia comercial se le añade un contenido extra. Una vez más, contar historias sobre la música, independientemente de su finalidad.

Eso sí, cambia el canal (ahora es internet) y el dispositivo (nada existe si no pasa por la pantalla del ordenador, Tablet o Smartphone). Youtube nació hace 11 años (Vimeo, un año antes) y éstas, junto a las redes sociales, son ahora las grandes plataformas de exhibición de los productos audiovisuales. Trabajos de entre 30 segundos y 3 minutos limitados a la dictadura del like y el pánico al pause.

Algunos de nuestros referentes en este campo son tres estudios londinenses: Deadbeat Films (capitaneado por los gemelos Thompson), The Mill o Pulse Films (en especial, uno de sus directores, Giorgio Testi), que crean muy acertadamente este tipo de productos.

En unos días, empieza la temporada de festivales y Jägermeister nos confía, por tercer año consecutivo, la cobertura audiovisual de los eventos en los que apuestan por el programa Jägermusic. Music Films, Branded movies y live-tracks, tres conceptos que amalgaman gran parte de lo que supone el género musical y en el que nosotros nos estamos especializando. Arrancamos en Murcia, en el festival SOS 4.8 y luego vienen otros tantos. Tenemos hambre de música en directo. Y este año se incorporan nuevos tripulantes a la nave Jägermusic. Nuevas propuestas que van del garaje-punk felino y el hipnopop, al horror-synth o el space-rock. Como no vamos a estar ya emocionados?

FERRAN TOLEDO

21
Abr

El Poder de la Música

PAELLA GERMANOR

Paella de germanor en El Garatge

Las cosas hechas con pasión suelen salir bien. Por eso, el balance que hacemos de Kill the Fest es muy positivo. Es el primer evento de estas características que organizamos y ya lo diseñamos con una clara intención de continuidad. Que se instaure en el calendario musical valenciano como una fecha más, que se caracterice por mostrar un cartel diferente, interesante y alternativo.

Como ya hemos dicho más veces, la elección de grupos de corte electrónico no es casual pero tampoco es la única marca de la casa. Porque a nosotros nos mueve la música en mayúsculas. Nuestros gustos son muy heterogéneos y nos sentimos igual de bien en un club subterráneo de madrugada que en una fiesta de tardeo, a pleno sol.

Captura de pantalla 2016-04-20 a las 12.15.21

                                                                                                                                     We are not brothers

En este caso, y para abrir boca, hemos querido reivindicar una escena como la electrónica, considerada más afín al ocio que a la cultura. Nosotros siempre hemos pensado en términos artísticos cuando nos referimos a la creación electrónica. Bailar sí pero escuchar y disfrutar también. Son dos conceptos complementarios y que pueden ir de la mano perfectamente como se demostró el pasado viernes.

Como ya sabéis bien todos los que nos conocéis, amamos la música por encima de todo. Nos es muy difícil decantarnos por un estilo u otro, siempre y cuando la música transmita y esté hecha con el corazón. Por supuesto que nos solemos posicionar y que tenemos gustos diferentes. Pero, sobretodo, somos muy fans de la creación artística honesta, el underground y la emergencia. Tres conceptos que definen Kill the Fest.

Captura de pantalla 2016-04-20 a las 12.21.27

The Suicidie of Western Culture

Iñaki y yo queremos dar las gracias a The Suicide of Western Culture, We are not Brothers, a Sais y Gonzo in Vegas de los Jupiter Lion y a Mario de Kill the TV dj’s. Todos ellos hicieron posible que surgiera la magia, aunque también es cierto que sin vosotros nada hubiese sido igual. El público estuvo en todo momento dándolo todo y apoyando a los grupos. Un escenario a pie de pista nos permitió estar muy encima de los artistas y vivir los directos con mucha intensidad.

Captura de pantalla 2016-04-20 a las 12.24.48

Jupiter Lion dj set

También queremos destacar que la elección del garito no fue aleatoria. Para este tipo de fiesta buscábamos un club subterráneo y alternativo y pensamos que en el Club Gordo convergen estas dos características. Gracias también a Piccadilly y a Dani por confiar en nuestro proyecto.

Y nosotros, seguimos a lo nuestro. La creación audiovisual vinculada al mundo artístico en general y a la música en particular. Porque creemos que es ahí donde podemos dar un plus de especialización debido a nuestro recorrido y bagaje personal y profesional. Nos vemos siempre a primera fila, no lo dudes.

FERRAN TOLEDO

30
Oct

Un brindis por Jägermusic

Siesta! en el Vida Fest 2015

Siesta! en el Vida Fest 2015

Si nos pusiéramos a enumerar cuántos grupos de música se han quedado en el camino antes de nacer no habría suficientes sustantivos en el diccionario de la R.A.E (Los Taburetes, Las Rotondas, Los Guacamayos y tantos y tantos nombres y combinaciones infinitas que existen de la A a la Z).

Pocos son los elegidos y nadie tiene la fórmula de la relevancia. Vale que sí hay unos mínimos: creación artística, originalidad, sensibilidad, contundencia y presencia. Pero podríamos dar infinidad de ejemplos de creadores que pese a cumplir estos requisitos no han estado en el momento y el lugar adecuados y han tenido que buscar otra fuente de ingresos para pagar facturas.

Tampoco es que la relevancia sea la solución para llegar a fin de mes pero toda ayuda es buena. Apoyar la escena emergente es lo que está haciendo el programa Jägermusic desde hace unos años. Se trata de un acompañamiento en los primeros años de la banda. Pero no nos engañemos, formar parte de su roster de bandas tampoco significa nada. Al final, cada grupo es responsable de sus éxitos y sus fracasos.

Los Tiki Phantoms en el Deleste 2015

Los Tiki Phantoms en el Deleste 2015

Durante el último año nos hemos ido de festivales con las 20 bandas que conforman su nómina. Hemos convivido con ellos y hemos podido constatar que la mayoría de ellos ven más pros que contras. Han recibido diversas ayudas, han tocado en festivales en los que es difícil entrar en solitario y han conseguido así una visibilidad en el sector que de otra forma hubiera sido muchísimo más difícil.

Todos han coincidido en destacar que nunca han hecho nada que no quisieran hacer, ni han tenido que cambiar un ápice su pose, su repertorio, ni nada que tenga que ver con la música. Que la marca se identifica bastante con la noche, la música y el underground, por lo que la mayoría se siente cómodo.

The Suicide of Western Culture en el Monkey Week 2015

The Suicide of Western Culture en el Monkey Week 2015

Al final, no nos olvidemos que el propósito de una marca es vender más, sin duda alguna. Pero cuando el vender más va acompañado de apoyar verdaderamente la escena de la música emergente, nosotros solo podemos aplaudir la propuesta. Aquí no hay manías ni en estilos ni en poses. Caben sonidos electrónicos, psicodélicos, post-rock, metal, garaje, rhythm and blues, post-punk, indie-pop, surf, noise, progresivo y así hasta el infinito y mucho más.

Músculo! en el Monkey Week 2015

Músculo! en el Monkey Week 2015

Lo que prima antes que la etiqueta es la originalidad de la propuesta y la escena emergente. Y como muestra un botón: Músculo!, Jardin de la Croix, Jupiter Lion, Juventud Juché, Los Mambo Jambo, The Suicide of Western Culture, Siesta!, Terrier, The Parrots, The Saurs, Der Panther, Trajano!, Hölograma, Disco las Palmeras!, Olde Gods, The Zephyr Bones, Ocellot, Sen Senra, Los Tiki Phantoms y Hyde Abbey. Brindemos, pues, con un chupito de Jäger. Larga vida al rock!!!!!!!!!

FERRAN TOLEDO

FOTOS: IÑAKI ANTUÑANO

16
Oct

Haciendo el Monkey (amén)

monkey 2

Cádiz tiene un magnetismo especial. La vieja Europa empieza justo allí, donde acaba África. Confluyen las aguas de dos mares y el viento del estrecho azota las conciencias. Desde hace 7 años, a principios de octubre, los astros se alinean y se ponen uno detrás de otro mirando hacia El Puerto de Santa María, como el que no quiere la cosa, haciendo el “monkey” como se dice por estos lares.

Y es que durante tres días, esta población costera, celebra su Semana Grande. Honra al Patrón del indie nacional, vitorea a la Virgen del shogazing y el post-rock, sale en romería por el Cristo del loop, el pitch y el delay, saca en procesión al Santo Padre del Cante Jondo, rinde homenaje a Santa Progresiva-psicodélica y homenajea el centenario de la beatificación de Sor Sixties Sweetie Lightie POP.

monkey 3

Todo ello, regado con los mejores caldos y aderezado con una buena dosis de tortilla de camarón, ostiones, bienmezabe, hortiguillas, shisharrones y shoco. De esta forma es como se celebra el Monkey Week, el festival de festivales. Una reunión anual del sector de la música independiente que se ha instaurado ya como cita ineludible para “conocer hoy, las bandas del mañana”.

Nosotros nunca habíamos estado en esta magna celebración pero ya nos ha enganchado para siempre. Las calles están tomadas por músicos, managers, técnicos, programadores, periodistas y demás gentecilla que conforma nuestro sector. Es la gran feria de la música en la que todos están y no se echa en falta a nadie.

monkey 4

No hay un gran recinto festivalero con escenarios. El Centro Histórico hace de recinto y 14 locales acogen centenares de actuaciones de otros tantos grupos. Ningún local suele estar petadísimo y es bastante cómodo moverse de un sitio a otro. Coinciden los horarios pero la mayoría de grupos suele hacer entre dos y tres bolos, por lo que los puedes ir viendo cómodamente.

monkey 5

Alguna pega? Ummmmmmmmm, ninguna. Nos gusta la música, nos gusta la gente que ama la música, nos gusta la gente que vive de la música, somos tan yonkis como la mayoría de asistentes al festi y en este tipo de eventos es donde más comprendidos nos sentimos. Vamos, que estamos todos tan putos locos que no desentonamos lo más mínimo. Como diría Ángel Carmona, de Radio 3, “lo que pasa en el Monkey, se queda en el Monkey”. Amén.

FERRAN TOLEDO